Las elecciones autonómicas en Navarra presentan una gran incertidumbre. El modelo de predicción basado en encuestas pronostica un parlamento muy fragmentado y sin mayorías claras:

Navarra

Según el modelo, cada partido tiene un 80% de probabilidades de obtener escaños dentro la horquilla. La mayoría absoluta está en 26 escaños, y como en todas las elecciones desde el principio de la democracia ninguna candidatura alcanzará esa cifra.

Según las encuestas, el nuevo parlamento se parecerá mucho al parlamento actual, con la novedad del desplome de Podemos después de una legislatura plagada de polémicas. Los escaños que pierde Podemos irían a parar al PSN-PSOE y en menor medida a Geroa Bai. La bajada de Podemos dificulta que el gobierno actual revalide su exigua mayoría.

Hay cuatro escenarios posibles, y estas son las probabilidades de cada uno de ellos:

El modelo de predicción simula las elecciones 10,000 veces para medir la incertidumbre. En cada simulación introduzco errores aleatorios para cada partido en un sentido o en otro: a veces simulamos que las encuestas subestiman al partido y otras veces que lo sobrestiman. El tamaño de los errores se basa en cuánto suelen equivocarse las encuestas. Así se distribuye el número de escaños de cada partido en las 10,000 simulaciones:

Por último, estas son las probabilidades de cada partido de terminar en cada posición. El modelo considera prácticamente seguro que Navarra Suma ganará las elecciones. La mayor incógnita está en la lucha por la segunda plaza, a la que aspiran Geroa Bai, PSOE y en menor medida EH Bildu. Terminar segundo será importante para poder liderar cualquier gobierno que no incluya a Navarra Suma.